Canal Youtube saigonista

Loading...

lunes, 17 de octubre de 2011

NAUFRAGIO OFRECE UN CICLO DE CINE DEDICADO A GUY RITCHIE

La Asociación Cultural Naufragio realizará entre octubre de 2011 y enero de 2012 un ciclo de cine, con una cita mensual, dedicado al director de cine Guy Ritchie. Este ciclo, que se incluirá dentro del Botellódromo de las palabras, está dirigido por Julián Valle Rivas y ofrecerá al público la proyección de Lock, Stock and Two Smoking Barrels, Snatch, cerdos y diamantes, RocknRolla y Sherlock Holmes. La primera, Lock, Stock and Two Smoking Barrels, podrá verse gratuitamente el viernes 21 de octubre en la Casa de Juventud de Lucena, a las 20 horas, tras una introducción realizada por Julián Valle Rivas. Dicha película tiene como protagonista a Eddie (Nick Moran), quien convence a tres amigos para jugarse sus ahorros en una partida de cartas contra Harry (P. H. Moriarty), un mafioso del barrio. La partida está amañada y Eddie no sólo pierde todo el dinero sino que contrae una deuda de medio millón de libras, que debe pagar en el plazo de una semana, aunque sus amigos pretenden saldarla de otra manera.



GUY RITCHIE, LOS NÁUFRAGOS Y EL GRUPO SALVAJE



Guy Ritchie nació el 10 de septiembre de 1968 en Hatfield, condado de Hertfordshire (sur de Inglaterra). Es el menor de cuatro hermanos. Siendo niño, quedó fascinado al ver Dos hombres y un destino y de inmediato decidió que de mayor sería director de cine.


Para él la dislexia no debía ser un obstáculo, así que, contando con el apoyo de su familia, ingresó muy joven en Stanbridge Earls School. Sin embargo, la escuela le aburría horrores. Consideraba que limitaba la creatividad, oprimía la imaginación, debido a la imposición de reglas y clasicismos. De esta forma, a los quince años abandonó la escuela, decidido a formarse por su cuenta.


Se inició con la dirección de videos musicales, oficio que desempeñó durante varios años, hasta que, por fin, logró reunir el dinero suficiente para financiar su primer corto, The Hard Case, en 1995. En este mismo año conoció al productor Matthew Vaughn, con el cual pronto entabló amistad. Gracias a él, pudo rodar su primera película como director y guionista, Lock, Stock and Two Smoking Barrels, en 1998. La película fue un éxito de crítica y público. Con un presupuesto de apenas ochocientas mil libras, cada amigo se embolsó nueve millones. Desde ese momento todo fue en ascenso. En el año 2000 colaboró como guionista en una serie inspirada en su primera película, y con idéntico título. Además, de nuevo con Vaughn como productor, y contando, dado el prestigio alcanzado, con el apoyo de Columbia-Tri Star, escribió y dirigió su segundo largometraje, Snatch, cerdos y diamantes. Con éste logró el reconocimiento y la fama internacionales, encumbrándolo entre los directores más prometedores.


Desgraciadamente, también en el año 2000, contrajo matrimonio con Madonna. Poco después, rodó un video musical para su esposa, que fue muy criticado por su contenido y temática (la cantante aparecía atropellando personas con un coche). Escribió y dirigió Barridos por la marea en 2002 (contando con Matthew Vaughn como productor y Madonna como actriz protagonista). La obra fue un fracaso absoluto. Decepción para crítica y público que se repitió en 2005 con Revolver. Dos bazofias para olvidar. La estrella se apagaba. Parecía que las esperanzas habían sido precipitadas, que el director y guionista no sería capaz de dar más de sí mismo, que no podría aportar nada más al cine, que había tocado techo y se precipitaba estrepitosamente hacia el hundimiento de su carrera. Así parecía.


En 2008 se divorció de Madonna. Comprensiblemente, la pareja ya no se podía soportar. Entonces regresó el mejor Guy Ritchie. Precisamente, dicho año estrenó RocknRolla, donde volvió a su esencia cinematográfica. Avalado por la Warner y el productor Joel Silver, retornó a la cumbre. Tanto que este equipo de producción le ofreció dirigir la nueva adaptación de Sherlock Holmes, según un guion de Michael Robert Johnson y Anthony Peckham, que el propio Ritchie retocó después, y con Robert Downey Jr. en el papel protagonista y Hans Zimmer ocupándose de la banda sonora. La versión se estrenó en 2009 con gran éxito e inesperada recaudación, sumando las dos nominaciones al Oscar (mejor banda sonora y mejor dirección artística) y la obtención del Globo de Oro al mejor actor para Downey Jr. Pese a no ser una película íntegramente de Ritchie, se deja ver su particular modo de dirigir, haciéndola fácilmente identificable en el conjunto de su filmografía. Con ello, inmediatamente, la Warner le ofreció la dirección de una segunda entrega de la saga. Con el título de Sherlock Holmes. Juego de sombras, su estreno en España se espera para el 5 de enero de 2012. Ha sido contratado, igualmente, para dirigir una nueva versión de Excalibur.




La filmografía de Guy Ritchie se caracteriza por recurrir al reparto coral, apostando por actores británicos incluso en las producciones estadounidenses; por un particular estilo en la dirección, jugando y experimentando con el movimiento y la posición de la cámara; por un curioso, visual y personal montaje de las escenas; por la reunión de una serie de personajes extravagantes, aunque magistralmente delineados; y por unas historias complejas en apariencia, caracterizadas por la abundante narración para introducir, explicar o conducir las escenas, junto con el recurso de varias tramas que se van entrelazando y unos diálogos ágiles y elaborados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario