Canal Youtube saigonista

Loading...

viernes, 22 de julio de 2016

LA FUENTE DEL RÍO LLENA DE POESÍA Y MÚSICA

Una de las actividades más esperadas por la Asociación Cultural Naufragio es la noche de verano en la que varios poetas y músicos se unen en uno de los lugares más mágicos de Cabra: la Fuente del Río. Esta cita ocurrió el pasado jueves 21 de julio y consiguió regalar al público, unas ochenta personas, y a los participantes una espléndida velada cultural.

José Luis Arrabal, Concejal de Cultura, abrió paso al acto apoyando y felicitando a Naufragio por esta exitosa actividad que cumplía su cuarta edición. Los egabrenses Irene Zurita y José Moreno Millán fueron los presentadores de este acto quienes con unos diálogos muy animados fueron llamando a los participantes. El primero en subir al escenario fue Rafael Luna García, poeta recientemente incorporado a la asociación, que leyó varios poemas de su autoría acompañado de las notas del piano de Alejandro Pérez. El siguiente fue Manuel Delgado Gómez, joven lucentino que con el bajo dio toques musicales a unos versos muy emotivos y a los de su amigo José Manuel Pozo Herencia al recitar el poema Demasiada luz. El editor egabrense Antonio de Egipto usó la poesía para recordar pasajes de su infancia en su localidad natal de su obra Un tiempo de bosques salvajes y sorprendió al público al invitar a Sensi Budia a interpretar Society de la banda sonora de Into the wild, canción en la que inspiró uno de sus poemas.

Rafael Luna

Manuel Delgado

Antonio de Egipto

Sensi Budia y Alejandro Pérez
A continuación, pudimos seguir escuchando la voz de Sensi Budia y el piano de Alejandro Pérez quienes interpretaron Hurt de Christina Aguilera y, seguidamente, Ester Rodríguez con la guitarra tocó y cantó dos canciones que dedicó a su madre, la siguiente participante de la velada. Piedad Baca Romero, quien mencionaba el poco tiempo que lleva dedicado a la poesía, recitó una anécdota con su hijo en la Sierra de Cabra convertida en poema, otro que trata de su forma de dedicación al teatro y un soneto de Miguel Hernández. Para acabar, Manuel Guerrero, dedicó su intervención al amor como si de una de sus clases se tratase, utilizando varias citas y poemas de su autoría para exponer diferentes ideas del amor. Para acabar, llamó al escenario a Piedad Baca a quien retó con la improvisación de un soneto con la que público quedó muy sorprendido. El toque final de esta velada fue musical con las canciones Peces de ciudad, Summertime y No dudaría en la voz de Sensi y la melodía de Alejandro Pérez.

Ester Rodríguez

Piedad Baca

Manuel Guerrero

Foto de grupo de todos los participantes. 




No hay comentarios:

Publicar un comentario